Launch4j: Crear Ejecutable de Windows para una Aplicación Java

Launch4j

Launch4j

Para simplificar la ejecución en Windows de un programa hecho en Java, launch4j permite transformar un archivo JAR en un archivo EXE con un enorme grado de flexibilidad.

No hace falta ni siquiera tener Windows; se puede generar el archivo EXE desde otro sistema operativo como Ubuntu. Simplemente hay que bajar la versión de launch4j correspondiente al sistema operativo que estemos usando.

Hay que tener en cuenta que si se está usando la versión de Ubuntu de 64 bits hay que instalar la biblioteca libc de 32 bits. En Ubuntu 11.10 (Oneiric Ocelot) el paquete es libc6:i386 y se puede instalar desde Synaptic o con este comando:

sudo apt-get install libc6:i386

El resultado es muy bueno. Se genera un archivo ejecutable nativo de Windows que funciona en todas las versiones de ese sistema y detecta solo si está instalada la máquina virtual Java en la PC del usuario.

Ejemplos de ejecutables generados con esta herramienta:

Minimizar el Espacio Desperdiciado al Grabar un CD o DVD (Parte 2)

Get Ready to Burn es un programa como cualquiera de los que ya hablé en esta oportunidad, pero que intenta tomar lo mejor de cada uno.

Sirve para grabar un conjunto de archivos o carpetas en varios discos grabables de manera de intentar llenar cada disco lo máximo posible y aprovechar al máximo su capacidad.

Get Ready To Burn v0.1

Get Ready To Burn v0.1

  • Multi plataforma (Windows, Mac OS X, Linux, etc.)
  • Soporta diferentes tamaños de CD, DVD y BluRay.
  • Puede generar imágenes ISO directamente (en forma nativa, sin herramientas externas).
  • Sistema de archivos UDF o ISO 9660.
  • Soporta las extensiones de ISO 9660 Joliet y Rock Ridge.
  • Versiones de UDF soportadas: 1.02, 2.01 o 2.60.
  • Opcionalmente se puede sólo separar los archivos en carpetas en lugar de generar imágenes ISO.
  • Drag y drop de carpetas sobre la ventana de la aplicación.
  • Usa 4 algoritmos para calcular la solución (Best Fit, Worst Fit, Next Fit y First Fit) y se queda con el mejor resultado.
  • Es gratuito y su código fuente está disponible bajo licencia GPL versión 3.
Bajar la Última Versión

Bajar la Última Versión

Los 64 bits Son un Privilegio

Leí que el 46% de los que instalaron Windows 7 optaron por la versión de 64 bits. Y que el último Mac OS X no arranca en 64 bits salvo que hagas algo al respecto. Agreguemos a esa situación que sólo el 11% de Windows Vista es de 64 bits y que el 100% de XP es de 32 bits. El panorama, a mitad de 2010, es devastador: casi nadie usa 64 bits y más de la mitad de los que instalan la última versión de Windows y casi todos los que instalan el más reciente OS X siguen con 32 bits.

Y eso a pesar de que en un sistema de 64 bits funcionan todas las aplicaciones de 32 bits. No hay incentivo para que los proveedores de software ofrezcan versiones de 64 bits de sus programas, lo que resta interés de instalar el sistema operativo de 64 bits. Un verdadero círculo vicioso.

Sacando los dueños de una netbook con procesador Atom, casi todos ahí afuera están desperdiciando capacidad de cálculo y no pueden usar más de 4 GB de memoria, entre otras limitaciones. ¿Por qué? Porque en una plataforma cerrada un cambio de arquitectura es prácticamente imposible y aún con todas las condiciones para poder llevarlo a cabo, es un proceso lento y que jamás se completa.

En cambio en Linux, todos usan versiones de 64 bits desde hace por lo menos 4 años. En Linux todos los programas están disponibles en versión de 64 bits y hacen uso de todas las características de los procesadores modernos. Esta flexibilidad es debido a que la enorme mayoría de los programas está disponible con su código fuente para ser compilado a piacere. Aquellos que no lo están, son los menos y sus proveedores se adaptan a lo que esperan el 100% de los usuarios de Linux: proveen versión de 64 bits.

Esta flexibilidad tiene una ventaja invalorable sobre Windows y OS X: próximamente habrá computadoras con procesadores ARM. Con sólo recompilar todos los programas y arreglar los pocos problemas de compatibilidad que surjan en algunas aplicaciones, se dispone de todo el software en una plataforma nueva. Eso que se escribe tan simplemente es prácticamente imposible de llevar a cabo con Windows.

Aún si Microsoft compilara Windows para ARM, no habría aplicaciones disponibles. Tendrían que colaborar todas las empresas que venden programas para Windows y es muy difícil que todas encuentren un motivo para poner tiempo, esfuerzo y dinero en portar sus aplicaciones a una nueva plataforma. En cambio en el mundo Linux, la misma empresa que vende procesadores ARM está colaborando para que todos los programas de Linux estén funcionando bien en sus procesadores. Lo puede hacer porque el código fuente de todos esos programas está disponible para ser mejorado.

Con Evince, el Acrobat Reader va a la Basura

El Adobe Acrobat Reader es un programa pesado, lento y cada vez más molesto de usar porque nos pide actualizarse e incluye funciones que no necesitamos. Sólo queremos poder leer los documentos PDF. Además, que todos lo usen implica el riesgo de que se lo use como trampolín para instalar malware en nuestra PC.

Hay varias alternativas, todas son recomendables, pero una en particular es bastante poco conocida: Evince.

En el link está el instalador  para Windows (MSI). Lo recomiendo calurosamente.

Se vienen las netbooks con ARM y Ubuntu

Puede ser una revolución o un paso más hacia la convergencia digital. Varios fabricantes están preparando computadoras portátiles (netbooks) con procesador ARM.

Estos procesadores (que son omnipresentes en teléfonos móviles como el iPhone o cualquier smartphone Nokia) tienen varias ventajas en cuanto a precio y a consumo por lo que prometen más horas de batería.

Todavía no hay oferta de este tipo de netbooks en el mercado masivo porque se está trabajando para afinar la experiencia con el software.

Windows no se puede ejecutar en ARM, por lo que los fabricantes están experimentando con Ubuntu para darle a sus potenciales compradores una experiencia de notebook y no de una tablet o smartphone.

iPhone y iPad ya corren sobre ARM, pero tienen sistemas operativos específicos, distan de ser una notebook. Los teléfonos que corren Android, corren sobre Linux con ARM, pero son teléfonos. El Nokia N900 tiene un procesador ARM y ejecuta Maemo que está hecho con Linux, pero no llega a ser una netbook porque los programas que se pueden usar deben ser adaptados. Se planea que la próxima encarnación del Nokia N900 sea más parecido a una netbook al reemplazar Maemo con Meego.

Cada nuevo producto borra más y más las diferencias entre netbook, notebook, teléfono y tablet.

Ahora con la próxima llegada de netbooks con ARM y Ubuntu se puede tener una netbook con más autonomía y con la misma experiencia que una notebook tradicional en cuanto a posibilidad de instalar y usar software.

¿Habrá netbooks con ARM y con Windows? Todo parece indicar que no por ahora y tal vez nunca las haya. El problema no es Windows únicamente, sino lo difícil que es lograr que todos los programas para Windows se consigan compilados para ARM. Basta ver que hoy en pleno 2010, cuando desde hace 5 años todos los programas para Linux están disponibles para 64 bits, ningún programa para Windows lo está.

Quienes tienen Windows de 64 bits saben que no existe casi ningún programa, gratuito o pago que ofrezca versión de 64 bits.

Está claro que una netbook con ARM que dé 8 horas de autonomía con batería, que no lleve ventilador y que tenga Ubuntu sería un golazo para muchos.

Una Macbook Carísima

Por $5.399 te compras una portátil DELL de 15,6 pulgadas (core 2 dúo, 4gb RAM, 320gb de disco y Windows 7), pero una Macbook Pro 13 MB990LE/A (2gb RAM, 160gb de disco) sólo te cuesta $7.499. Es un excelente negocio (no para el consumidor).
¡Cuánto marketing hay que usar para que tanta gente gaste tanto más por un producto inferior! ¿Tan caro es el sistema operativo de Apple que encarece tanto las computadoras?