Que el Fútbol Para Todos No Dé Pérdida

Tal como está planteada la televisación del fútbol, el estado argentino paga 600 millones de pesos anuales a los clubes y una suma también millonaria para la producción (cámaras, móviles, operarios y periodistas) a contratistas amigos del poder de turno.
Por el lado de los ingresos no hay más que algo de publicidad en las transmisiones.
Una forma en la que posiblemente se podrían aumentar los ingresos es licitando los partidos entre todos los canales locales de TV abierta y de cable. Por canal local me refiero a las señales locales de cada localidad que usualmente son repetidoras de los canales de Buenos Aires y que tienen muy poca producción propia y también a las señales de cable que generan contenidos locales.
Al poder vender publicidad localmente incorporarían nuevos anunciantes que no tienen capacidad de comprar segundos en una transmisión nacional.
Además muchos partidos acaparan más interés en las ciudades de donde son los que lo disputan.
Al haber tantos canales interesados que podrían generar ingresos propios el negocio se volvería interesante y el estado podría cobrar una suma por ceder la posibilidad de vender publicidad y recibir un porcentaje de ella.
Una cuenta rápida indica que si se vende publicidad en un promedio de 8 partidos por cada una de las 38 fechas a 800 canales en todo el país, el estado debería recaudar 2.500 pesos por partido para juntar 600 millones en un año. No parece una empresa imposible.
Algunos canales no llegarán a ese monto en todos los partidos, pero otros lo superarán ampliamente.
Este esquema flexible abriría la posibilidad de que participen anunciantes y productores locales.

Contratar Plan de Datos con Movistar

A un poco más de un centavo el kilobyte se hace carísimo navegar y acceder a internet con el teléfono móvil. Sin descargar imágenes basta con pasar por 5 o 6 páginas para gastarse $5.
La solución es contratar un plan de datos para aprovechar las capacidades de los teléfonos y en particular el Opera Mini 5.0 beta que es un milagro tecnológico.
Movistar vende teléfonos caros con abonos de $99 por mes que incluyen 200 megas para navegar pero están disponibles, aunque poco publicitadas, otras opciones.
Entrando a www.movistar.com.ar/online con una contraseña que se puede obtener ahí mismo, se pueden pedir servicios adicionales al abono que ya se tiene como 25 megas por mes a $9.
En el caso más común del abono de $51 se termina pagando $60 y si no se descargan imágenes los 25 megas rinden mucho.
Tampoco hace falta tener un teléfono de $2.000 para aprovechar Internet. Todo Nokia con pantalla de al menos 320 por 240 como el 3600 slide o el 5310 eXpressMusic instalándole el Opera Mini 5.0 beta estará a la altura. Hagan la prueba y le van a sacar mucho más jugo al teléfono sin pagar de más.

Publicar en WordPress desde el móvil

Ahora que muchos estamos de vacaciones accedemos a Internet desde el teléfono más seguido, pero eso no impide hacer las mismas cosas que hacemos desde la PC.
Para escribir este texto estoy accediendo a m.wordpress.com con el navegador del teléfono.
Hay también aplicaciones específicas para los blackberry y el iPhone al pie de la página de inicio de wordpress.com.
También se puede publicar por e-mail.

Miedo a los 64 bits

La falta de información hace que mucha gente aún en 2010 siga dudando de si usar o no un sistema operativo de 64 bits.
La realidad es que esa duda sólo se debe tener si se usa windows y se sospecha que no hay controladores de 64 bits para alguno de los componentes del equipo. Si se usa linux no hay ninguna duda de que serán todas ventajas al usas una versión de 64 bits.
Todos los programas disponibles en los repositorios de Ubuntu están disponibles en 64 bits y aún el plugin de flash tiene versión para linux de 64 bits aún antes de estar disponible en windows.
En todas las computadoras donde instalé linux desde hace 3 años usé la versión de 64 bits y nunca tuve problema alguno de compatibilidad. Además llegado el caso se puede instalar cualquier programa de 32 bits sin que haya que hacer nada especial.
En definitiva si se tiene un procesador de 64 bits no tiene sentido instalar linux de 32 bits.

Firefox se Acerca al Rendimiento de Chrome

Cuando  se popularizó el acceso a Internet aparecieron muchos navegadores. Netscape Navigator desplazó bastante rápidamente a todos los demás hasta que Microsoft empezó a vender Windows con Internet Explorer y en su versión 4.0 ya era el más usado mundialmente.

Con el tiempo desde adentro de Netscape surgió Mozilla y con Firefox poco a poco se volvió a hablar de dos navegadores. También, con el resurgimiento de las Mac, Safari empezó a participar del juego trayendo en su interior al motor WebKit. Para 2003 Opera presentó la versión 7 de su navegador con el motor Presto, el primero que soportaba las características avanzadas que había desde la época de IE 4.0.

Hoy son cuatro almas las que dan vida a todos los navegadores del mundo:

  1. Gecko (Firefox)
  2. WebKit (Safari, Chrome, iPhone, todos los teléfonos Nokia nuevos, etc.)
  3. Presto (Opera 7 en adelante)
  4. Trident (Internet Explorer 4.0 en adelante)

De Presto y Trident nada se sabe, ya que sólo lo conocen los empleados de las empresas que los hacen. Gecko y WebKit son de código abierto. El caso de WebKit es paradigmático: surgió como el motor del navegador Konqueror y se llamaba KHTML. En 2002 Apple tomó el código y lo modificó según sus necesidades llamando a esa nueva versión WebKit y hoy resulta que el código que impulsaba al navegador primitivo de KDE 2.0 está en cualquier teléfono Nokia o en el iPhone.

La existencia de varios navegadores impulsa la competencia por ser mejor que los demás. Eso contrasta duramente con los años del dominio de IE 6 cuando Microsoft no tuvo incentivo alguno para mejorar nada de su navegador y eso explica que desde agosto de 2001 cuando salió IE 6 hayan pasado más de 5 años hasta octubre de 2006 cuando publicaron el IE 7 claramente presionados por la competencia que los superaba en todo.

Hoy la velocidad de JavaScript es crítica en la era de las aplicaciones web dinámicas y todos los navegadores están lanzados a ser más y más rápidos.

En este artículo [http://eddieringle.com/comparing-chromium-and-firefox-35-36-37-nightlies-javascript-performance/] se observa cómo las sucesivas versiones de Firefox van siendo más y más rápidas al punto de acercarse a Chrome que al parecer por ahora es el más rápido del barrio.

Qué Sitios Web Visita la Gente con el Móvil

Opera publica periódicamente un reporte basado en las estadísticas de uso de su producto Opera Mini llamado “El Estado de la Web Móvil”. En él podemos ver cómo y cuánto accede a la web desde su teléfono gente de diversos países.

Está disponible en http://www.opera.com/smw/ y tiene cada tanto sacan un detalle de América Latina.

Se puede saber cosas como los sitios más visitados y los teléfonos más usados para navegar con Opera. En general los teléfonos que lo traen preinstalado tendrán más uso, ya que mucha gente no sabe o no quiere instalar programas en el teléfono.

No tengo ninguna duda de que con Opera Mini 5.0 más gente se va a volcar a usarlo porque es realmente un salto enorme respecto al ya muy bueno Opera 4.x que viene con varios teléfonos nuevos.

En Argentina 9 de los 10 teléfonos más usados para navegar con Opera Mini son Nokia; el octavo es Sony Ericsson W200a. En Brasil pasa lo mismo, pero en este caso el que rompe la hegemonía es el Sony Ericsson W800 que aparece primero. En México 8 de 10 son Nokia, en Venezuela 9 de 10 y en Paraguay los 10 lo son.

En casi todos los países Wikipedia figura entre los 10 sitios más visitados: sexto en Argentina y Paraguay.

Opera hace mucho hincapié en que con su navegador se ahorra hasta un 90% de la factura telefónica porque la página enviada al teléfono está comprimida.

El tema es que el acceso a Internet en los teléfonos no aumenta más básicamente porque las empresas telefónicas cobran muy caro el acceso. El valor inicial si no se contrata algún plan específico es de un centavo y medio por kilobyte, luego hay planes más convenientes pero que no se publicitan y muchos no conocen. Hay un plan de 25 MB por $9 por mes que es ideal para navegar con Opera Mini.

Windows 3.1 era Pésimo y lo Mejor que Había

Últimamente tengo Windows 3.11 for Workgroups instalado en una máquina virtual con VirtualBox. A diferencia de muchos “tequis” de menos de 30 yo fui usuario de ese sistema. Es más, fui usuario de DOS sin Windows desde que accedí a mi primera PC en 1994 hasta los primeros meses de 1995 cuando instalé Windows for Workgroups 3.11.

Visto con la perspectiva actual parece increíble que ese sistema fuera lo mejor que había en su momento.

  • No tenía protección de memoria y los errores fatales que obligaban a reiniciar Windows o la computadora completa eran constantes si se tenía la mala suerte de usar algún programa algo inestable. Era normal que los drivers dejaran de funcionar correctamente cuando el sistema se corrompía y las pantallas azules te lo informaban.
  • No había multitarea y era normal que si un programa usaba mucha CPU hasta el puntero del mouse dejaba de responder por varios segundos. Eso lo veo hoy al cargar alguna página de Internet. El navegador trabaja y por momentos todo el sistema está congelado sin importar que Windows 3.11 jamás conoció una CPU de más de 100 MHz y ahora la estoy ejecutando con 2.200 MHz.
  • No existía el concepto de detección de hardware, había que instalar el driver correcto o Windows no arrancaba más.
  • Windows 3.11 cuando no tiene nada que hacer igual ocupa el 100% de CPU. Los sistemas actuales en esos momentos ejecutan la instrucción HALT que libera la CPU, ahorra energía y reduce la temperatura del núcleo. Incluso se reduce la velocidad del ventilador. Windows 95 y 98 también tienen ese problemita y hay herramientas hechas por terceros que lo solucionan como CpuIdle.
  • Las herramientas de Internet se debían instalar como un opcional. De fábrica los protocolos de Internet no venían incluídos.
  • La conexión de red y la telefónica mediante un módem no eran análogas. Al instalar el Internet Explorer intenta que configures la conexión telefónica a Internet y si no lo haces, no se conecta a Internet aún cuando la conexión de red sí existe y está funcionando. Es que el IE 5 para Windows 3.11 tiene una opción “conectarse por teléfono o conectarse por la red”. Eso muestra que para el sistema operativo la conexión telefónica no es un tipo más de red sino un caso especial. En Windows 95 con el Dial-up Networking (DUN) eso no existía.
  • Ningún programa siquiera intentaba usar mucha memoria. El Internet Explorer 5.0 frecuentemente me avisa que el script de una página es demasiado largo. Claramente el límite está para evitar usar mucha RAM que en las computadoras en las que funcionó no era nunca mayor a 16 MB y muy rara vez superaba los 4 MB.

Tenía todas esas limitaciones y muchas otras más pero Windows 3.11 era lo máximo por entonces. Y eso lo debía a que proveía una interfaz gráfica y miles de programas para todo tipo de tareas en una plataforma accesible.

Las Mac eran carísimas (como ahora) y tenían casi los mismos problemas de protección de memoria, multitarea y acceso a red.

Otros sistemas que no tenían esos problemas no lograron la popularidad necesaria para que hubiera muchos programas disponibles y OS/2 que intentó ser compatible fue exitosamente boicoteado por Microsoft.

La transición a Windows 95 fue lenta. Se necesitaba un procesador Pentium y 32 MB de RAM como mínimo y Windows 95 no era mucho mejor que su antecesor. Sí tenía mejor soporte de hardware y de acceso a Internet, pero los problemas de memoria siguieron hasta que finalmente hicieron XP.

Google Analiza Retirarse de China

Google analiza su relación con China porque “alguien” desde China intentó hackearlos para leerle los mails de GMail de militantes de los derechos humanos en China.

http://googleblog.blogspot.com/2010/01/new-approach-to-china.html

Desde que entró en China en 2006 Google aceptó censurar de sus resultados de búsquedas las páginas que al Gobierno chino le molestaban. A pesar de eso, Google descubrió intentos de accesos no autorizados originados en China a cuentas de GMail de militantes chinos por los derechos humanos y piensa dejar de censurar resultados en su página china. Dicen estar dispuestos a irse de China si el gobierno no acepta esa condición.

Opera Mini 5.0: el Mejor Navegador para el Teléfono

Opera Mini es un navegador escrito en Java para teléfonos móviles. La versión 5.0 es mucho mejor que el navegador que viene con la mayoría de los teléfonos.

  • Es rápido: usa un mecanismo por el cual la página llega al teléfono comprimida y adaptada a sus características particulares, por ejemplo sin elementos que no pueden mostrarse (flash o videos si es un teléfono modesto).
  • Soporta múltiples tabs: una característica ya muy difundida en los navegadores de las computadoras, llega a los teléfonos a pesar de disponer de poca memoria y capacidades de procesamiento. Lo más impresionante es que la interacción con los tabs es muy sencilla aún sin pantalla táctil.

Se adapta muy bien a teléfonos limitados y antiguos o a modernos y súper potentes. Por ejemplo soporta pantalla táctil o la simula con las teclas de dirección en los teléfonos que no la tienen.

Opera sorprende llevando más allá los limites de la plataforma Java para móviles. Muchos la critican por ser limitada, pero sin dudas el Opera Mini 5 es la prueba patente de que la potencia está ahí para quien sepa aprovecharla.

Para bajarlo, lo ideal es ir con el navegador del teléfono a http://m.opera.com/next

Un video introductorio.

Hay muchos más en YouTube.

openSUSE 11.2 con KDE 4.3

Instalé openSUSE 11.2 para probar KDE. Mi último recuerdo de KDE fue allá por Mandrake 8 o SuSe 6.3. Realmente no había usado KDE desde 2003.

Konqueror sigue vivo y está a la par de Firefox aunque el segundo es el navegador principal en cualquier Linux. Recuerdo que cuando Mozilla aún no llegaba a la versión 1.0, Konqueror intentaba mostrar las páginas de aquellos años. Luego se basaron en él para hacer WebKit y de ahí salieron Safari, Chrome y el navegador de los teléfonos Nokia.

Konqueror sigue siendo más que un navegador, tal como en su momento lo quiso ser Internet Explorer 4 en Windows y ya no lo es tanto en su versión 8. Con eso me refiero a que permite tanto navegar por Internet como por las carpetas locales del disco y ver documentos. El concepto de la integración del navegador web con el administrador de archivos fue la excusa que usó MS para integrar IE a Windows y así desplazar a todos los otros navegadores de su plataforma para aumentar su control sobre la web (y por ejemplo imponer estándares no oficiales que sólo ellos implementaban). Konqueror sigue aún hoy esa línea, aunque no intenta apropiarse de la web como MS. Sin embargo openSUSE no lo tiene ni como navegador principal (el ícono de Firefox está en la barra de lanzadores) ni como administrador de archivos (usa Dolphin).

Lo primero que no me gustó es el sistema de instalación y desinstalación de paquetes. Desde RedHat 9 he usado Synaptic con APT (en ese caso apt-rpm) y ahora lo uso en Ubuntu (que se basa en Debian y es de donde proviene ese sistema), pero nunca me pasó que al desinstalar un programa automáticamente se descargara e instalara uno alternativo. Al desinstalar sun-java se instaló open-jdk automáticamente. Muy loco; yo queriendo liberar espacio y en realidad estaba ocupando más o menos siempre lo mismo. Al final tuve que desinstalar OpenOffice que era el que estaba trayendo la dependencia de “algún java”. Más allá de eso, que no es un bug sino el sistema de dependencias funcionando, Synpatic es mucho más claro y tiene letras más grandes y los elementos no están tan juntos.

El menú de aplicaciones tiene muchísimas cosas acomodadas en diferentes categorías con 2 o 3 subcategorías. Dentro del mismo menú se puede navegar entrando a las subcategorías y con la tecla “esc” se vuelve a la anterior.

Hice la instalación desde la red y elegí el idioma español y me avisó que iba a descargar el idioma español, pero KDE está todo en inglés. Yast2 dice que el idioma primario es español, pero en realidad no hay nada en español.

Yast dice que está en español

Yast dice que está en español

Pero eso es si se ingresa com root. Al ingresar como un usuario normal, sí se ve todo en castellano. openSUSE debe pensar que el administrador del sistema viene desde el Reino Unido o algo así.

Algo a favor puedo decir  que instaló sin que yo le dijera los Guest Aditions de VirtualBox como si se tratara de drivers de hardware real. Muy bien pensado y muy sorprendente.

openSUSE mantiene la posibilidad de ingresar como root y navegar por Internet, o hacer cualquier cosa. Ya desde épocas de Red Hat 9 se recomendaba (entre su comunidad de usuarios)  no hacer eso y usar sudo para las tareas administrativas como es en Ubuntu desde su concepción. Algunos lo critican por eso, pero es una buena práctica que en el caso de openSUSE hay que configurar específicamente. Supuestamente al instalarlo creé un usuario no root, pero por alguna razón tuve que resetarle la contraseña para poder usarlo. Tal vez no presté atención y confundí la contraseña de root (que también me pidió) con esa.

Otra cosa que todavía no sé para qué sirve es el administrador de portapapeles. Sí, ya sé que va guardando todo lo que copiamos al portapapeles, pero ¿realmente lo usa todo el mundo? Se activa en la barra del escritorio y es la aplicación histórica que KDE traía activada desde la época de mis primeros pasos en Linux. Por lo menos al cerrar esa aplicación te da la opción de no volver a iniciarla nunca más. Se ve que ella misma sabe que no es muy útil.

Mi objetivo es tenerlo a mano para conocer cómo es KDE hoy, luego de tantos años evolucionando. Seguiré en ese camino. Por lo pronto el contenido de la carpeta “Escritorio” no se ve en el escritorio sino que hay un algo especial que es muestra en un recuadrito ese contenido. Una vez cerrada esa ventanita no sé como se vuelve a abrir. El escritorio tampoco tiene el cesto de basura; agregarlo como widget es opcional. Un opcional bastante usado, me imagino.