Ventajas de los Drivers Libres

Ahora que finalmente el soporte 3D está llegando a las placas de video ATI se hacen más evidentes las ventajas de que el código fuente de los drivers esté disponible.

Soporte a Largo Plazo

El driver libre para ATI Radeon soporta todos los modelos lanzados al mercado desde 2000. En cambio el driver Catalyst de ATI ya no soporta modelos tan viejos y menos en Windows 7. Algo similar ocurre con las placas NVidia. El driver que provee el fabricante no soporta tantos modelos como el driver libre.

Integración

Cada vez que sale una versión nueva de Linux o del servidor gráfico, si es necesario, se adaptan todos los drivers libres para que sigan funcionando correctamente. En cambio los otros drivers suelen tardar más en ser adaptados y dejan a mucha gente si soporte un tiempo. Además los drivers libres son integrados por las propias distribuciones de Linux y vienen “andando de fábrica” mientras que los drivers de los fabricantes los debe bajar el usuario de la página oficial e instalarlos siguiendo las instrucciones.

Soporte de Errores

Si bien los drivers libres a veces se deben hacer sin las especificaciones oficiales que los fabricantes no publican, los programadores que los hicieron se ocupan de arreglar los errores y de hacer las mejoras que sean posibles. En el caso de AMD/ATI, entre 2007 y 2008 publicó la documentación necesaria para sus placas de video Radeon y los drivers libres se están haciendo en base a ella. Es así que ahora cualquiera puede reportar errores o incluso participar de las mejoras. En cambio ATI y NVidia son más propensos a escuchar a los fabricantes de juegos que a los usuarios y desde ya que no se puede participar de las mejoras de sus drivers.

Hoy los drivers de los fabricantes son más completos y en algunos casos puede ser que sean más rápidos, pero a la larga los drivers libres van completarse y van a alcanzar el rendimiento del otro reteniendo las otras ventajas antes explicadas.

Anuncios