Radio y Podcasting

La radio, al igual que los otros medios de comunicación tradicionales (diarios, TV) está reinventándose asimilando la era de Internet. La radio en Internet tiene dos sabores:

  • Radio en vivo
  • Podcasting

La radio en vivo transmitida por Internet no tiene mucho de revolucionario. Hace que una radio sea accesible en cualquier parte del mundo y ya no solo en los pocos kilómetros cuadrados alrededor de su antena. Pero hay algunos detalles que le restan atractivo.

  1. Cuanta más gente escuche una radio, más ancho de banda necesita. Eso hace que las radios limiten la cantidad de oyentes en Internet, que bajen la calidad de audio para que consuma menos ancho de banda por oyente o ambas. Por lo general la calidad del audio es baja, justamente por ese motivo. Hay que balancear tres factores: calidad de audio, cantidad de oyentes simultáneos y costo de ancho de banda. Por lo general se opta por bajar la calidad para tener más oyentes simultáneos con el ancho de banda que se puede conseguir.
  2. El oyente necesita estar conectado a la red en forma constante para poder seguir escuchando la radio. Si pierde la conexión aunque sea por unos segundos, pierde la sintonía.
  3. La radio en vivo de Japón transmite mientras los oyentes de Argentina están durmiendo y viceversa. Se depende del horario en que cada radio decide para cada programa.

La otra forma de escuchar radio por Internet es absolutamente revolucionaria. Muchas radios del (primer) mundo la están adoptando y va a cambiar totalmente la noción que tenemos de la radio en el siglo XXI. Es el Podcasting.

El podcasting tiene muchas ventajas sobre la radio. Básicamente sería radio bajo demanda, es decir que los oyentes se bajan de Internet el programa de radio que quieren escuchar y lo escuchan cuando quieren, como quieren, las veces que quieren.

  • Un programa de radio que esté disponible en forma de podcasting, llega a todo el mundo, como la radio en vivo por Internet, pero no se necesita un ancho de banda enorme para que millones accedan, porque no se requiere que todos accedan simultáneamente. El millón de oyentes se puede bajar el audio de una hora de un podcast en forma distribuida a lo largo de todo un día, no necesariamente acceden todos a la vez.
  • Un podcast de una hora se baja en 5 minutos. Luego no hay necesidad de estar conectado a Internet para oírlo. Por ejemplo, te bajas 10 podcasts en tu casa antes de salir y tienes para escuchar todo el día mientras vas de acá para allá.
  • La calidad del audio es mucho mejor a la de la mayoría de las radios en vivo que transmiten por Internet. Incluso mejor que la FM de tu ciudad en casi todos los casos.
  • Lo podemos oír cuando queramos, las veces que queramos, pausarlo, continuarlo luego, saltear partes, retroceder.
  • Podemos escuchar todos los programas que queramos, aunque se transmitan todos a la misma hora por diferentes radios.
  • Los podcasts quedan disponibles tanto tiempo como quien los publica quiera. Podemos escuchar podcasts de años anteriores. La radio deja de ser sólo palabras que se lleva el viento.
  • Al ser un audio grabado, el podcast puede tener postproducción, algo que la radio convencional ya no tiene porque todo el tiempo se transmite en vivo, excepto cuando pasan música.

Sacando la transmisión de eventos en vivo como un partido de fútbol, todo programa de radio es mejor en formato de podcast.

Pero el podcast es todavía más sorprendente. Para hacer una radio tradicional, hay que transmitir por lo menos medio día. No existe una radio que transmita dos horas por día o sólo los fines de semana, pero sí puede existir un podcast que genere una hora de audio al mes. Y ahí entramos en que cualquiera puede hacer un podcast, con un MP3 chino y una página web.

Para hacer una radio, además de tener que generar como mínimo 80 horas semanales de contenidos (sea música o alguien hablando) hay que

  1. Tener una licencia sobre una frecuencia del espectro radioeléctrico, para lo que los gobiernos piden una serie de requisitos según la ley de cada país (son requisitos legales, fiscales, personales, etc.)
  2. Tener una antena y equipos de transmisión.
  3. Tener gente técnica que opere esos equipos

Nada de eso es necesario para hacer podcasting. Podemos producir una hora de radio al mes o más de 24 horas de radio al día (no se está limitado a 24 horas por día porque no se transmite por un único canal). No tenemos que pedir permiso a nadie para subir los audios a Internet. Cualquiera incluso sin una computadora puede grabar un audio en un reproductor de música portátil muy barato. La barrera de ingreso a publicar un podcast es muy baja lo que lo hace accesible a más gente.

Desde el punto de vista del oyente, el podcasting agrega mucho a la experiencia de la radio. Probablemente se sigan escuchando los partidos de fútbol en la radio tradicional o hasta por la radio en vivo por Internet si se está lejos, pero para aquellos que cuenten con una computadora (sea de escritorio, portátil o un teléfono capaz de reproducir podcasts), la radio ahora otra cosa.

Las radios grandes, medianas y chicas de todo el mundo están adoptando el podcasting como una forma más rica de llegar a sus oyentes.

Esas radios ofrecen noticieros, reportajes, investigación periodística, música, todo lo que se pueda encontrar en la radio y algo que nunca me hubiera imaginado que se transmitía por radio, documentales.

En todos los casos son podcasts muy bien producidos ya que tienen el respaldo de las grandes radios de cada país, pero hay también podcasts de radios chicas o podcasts que no son de una radio. Es cuestión de ir escuchando y seleccionando lo que nos guste más.

Por lo general si encontramos el sitio web de un programa de radio, no interesa saber en qué radio es emitido. Por ejemplo el caso de Radiolab http://www.radiolab.org/series/podcasts/, que es un podcast y un programa de radio muy recomendable (en inglés). Hasta hay podcasts de diarios (sí , el New York Times tiene varios podcasts http://www.nytimes.com/pages/podcasts/index.html) y hay podcasts de video (aunque no me resultan tan atractivos).

¿Cómo escuchar podcasts? Con una computadora, instalando cualquier “podcatcher”. En Ubuntu Rhythmbox es uno de ellos, pero se supone que cualquier reproductor de música debería tener esa capacidad. En Mac está el iTunes. En el teléfono con Android, podés usar Google Listen. El iPhone también permite escuchar podcasts. El Google Reader permite escuchar podcasts sin más.

Algunas radios tienen aplicaciones específicas para escuchar sus programas. Por ejemplo está por ahí la aplicación de RTVE para Android. Me parece mejor suscribirse a los podcasts mediante un podcatcher para que estén todos en el mismo lugar y poder acceder a todos en forma uniforme. No me parece conveniente tener una aplicación diferente por cada radio que escucho.

Mientras la TV y la industria del DVD está viendo cómo armar un negocio alrededor del video bajo demanda y el videoclub en pantalla la radio bajo demanda ya es una realidad y basta con una conexión a Internet y PC o un teléfono inteligente para disfrutarla gratis.

¿Algún podcast para recomendar?

TuneIn Radio: radios de todo el mundo en tu Android

http://market.android.com/details?id=tunein.player

La radio por Internet hace mucho que se instaló pero nunca había visto un programa que recopilara 50.000 radios.
Están clasificadas y ordenadas para su fácil navegación.
Excelente para escuchar las radios locales si se está de viaje o para conocer qué se oye en lugares remotos.
Es gratis y no tiene publicidad. Si tu teléfono no tiene radio FM, o si tiene pero te gusta alguna emisora AM, ahora tenés la radio en tu móvil.
Y hay muchas radios muy buenas en el mundo que vale la pena descubrir.

Compilar aoTuV beta 6.02 en Ubuntu 10.10 Maverick

aoTuV es una versión optimizada del codec de audio Vorbis. Específicamente busca mejorar la calidad del audio sin sacrificar compresión.

Hace poco se lanzó la versión beta6.02. Para poder usarla en Ubuntu 10.10 sin alterar la instalación oficial de Vorbis se puede compilar de esta manera desde la terminal.

  1. sudo apt-get install build-essential libogg-dev
  2. mkdir aotuv-src
  3. cd aotuv-src
  4. wget http://www.geocities.jp/aoyoume/aotuv/source_code/libvorbis-aotuv_b6.02.tar.bz2
  5. tar xjf libvorbis-aotuv_b6.02.tar.bz2
  6. cd aotuv-b6.02_20110227
  7. sh ./configure –prefix=/home/myuser/aotuv
  8. make
  9. make install

En el ejemplo, el código fuente se descarga en una carpeta aotuv-src y se instala en la carpeta aotuv.

Para que al invocar el comando oggenc se utilice la versión de libvorbis compilada e instalada en esa carpeta hay que hacer así:

LD_PRELOAD=`echo /home/myuser/aotuv/lib/libvorbis*.so` oggenc track01.flac

Si se invoca directamente (oggenc track01.flac), usa la versión que viene con Ubuntu. Más información de cómo se manipula la vinculación dinámica en Linux (http://en.wikipedia.org/wiki/Dynamic_linker)

Para saber con qué versión de vorbis se generó un archivo ogg, se puede usar la herramienta ogginfo.

ogginfo track1.ogg

Hay que buscar la descripción del distribuidor que en el caso de esta versión que acabamos de compilar es

Distribuidor: AO; aoTuV [20110227] (based on Xiph.Org’s libVorbis)

Con esta versión de vorbis y usando la calidad más baja se obtiene un archivo VBR de alrededor de 32 Kb/s.

PPA para Karmic con Vorbis aoTuV beta 5.7

Encontré un PPA con la última versión del codec Vorbis disponible, aoTuV beta5.7

https://launchpad.net/~towolf/+archive/codecs

La ventaja de instalar esos paquetes es que obtenemos tenemos mejor calidad para bitrates bajos al comprimir audio en formato Vorbis en todas las aplicaciones existentes. Además se utiliza ese mismo codec para el audio de los videos que comprimimos en formato Theora.

Es así que podemos tener audio comprimido a 64 kbps (muy bajo) con mejor calidad que antes. La comunidad de audiófilos que sigue la evolución de Vorbis unánimemente recomienda usar esta versión por tener mejor calidad a un bitrate dado que la versión oficial.

Cuando salga libvorbis 1.3, se van a integrar los cambios que presenta esa versión, pero podemos ya usarlos sin esperar a que Monty haga su merge.

Página oficial de aoTuV: http://www.geocities.jp/aoyoume/aotuv/

Diferencia entre los contenedores OGM y OGG

El formato contenedor “OGM” fue creado a partir del formato Ogg cuando todavía este no tenía capacidad para contener video. Se lo encuentra en archivos con extensión “ogm” y en general contienen video en formato DivX y audio en formato Vorbis. Nunca fue un formato oficialmente soportado por los que diseñaron el formato Ogg.

Cuando el formato Ogg fue oficialmente extendido para contener video, se decidió que sólo fuera en formato Theora.

La existencia de diferentes extensiones según el archivo sea de video o sólo de audio no implica una diferencia en el formato del archivo. Por ejemplo un archivo con extensión mp4 puede ser usado para audio o video y se aceptan extensiones alternativas como m4a y m4v. En el caso del formato Matroska, las extensiones son mkv, mka. Lo mismo pasa con Ogg, el formato es siempre el mismo, pero se lo puede gradar con las extensiones ogg, oga u ogv.

En cambio la extensión ogm corresponde a ese formato no oficial ya caído en desuso.

Cómo se Compone un Archivo de Video Digital

Para codificar una película en un formato de video digital hace falta integrar varios aspectos de naturaleza diferente:

  1. el video;
  2. el audio;
  3. subtítulos;
  4. información de la película como título, director, año o intérprete.

Cada elemento tiene sus particularidades.

1. El Video

Una secuencia de imágenes puede ser codificada en diferentes formatos. Hay que diferenciar el formato en sí de las diferentes implementaciones. Por ejemplo MPEG4 parte 2 llamado Advanced Simple Profile es un estándar de codificación de video para el que existen varias implementaciones como Xvid y DivX. Posteriormente se definió MPEG4 parte 10 llamado Advanced Video Codec (usado en los discos Blue-Ray) que tiene como implementaciones a x264 y DivX Plus HD. También hay otros formatos, algunos más antiguos también especificados por MPEG como MPEG-2 usado en los DVD y en la televisión satelital (DirectTV). Algunos formatos que no provienen de ese organismo, pero que se usan mucho son por ejemplo Dirac, Theora y Windows Media Video.

La importancia de los estándares de MPEG radica en que al ser justamente estándares ISO la industria de TV y el cine los ha adoptado para diversos usos. El avance del video por Internet torna algo irrelevante que el formato sea adoptados por la industria y entra más en consideración el soporte existente en las PCs.

Estos estándares y sus respectivas implementaciones sólo se centran en la codificación de secuencias de imágenes. El sonido se rige por sus propias reglas.

Muchas veces el formato de video es desconocido ya que si se tiene el códec adecuado para reproducirlo, no es evidente cuál se está usando. Es en general cuando falla la reproducción que notamos qué códec no está instalado.

2. El Audio

El MPEG también tiene especificados formatos de codificación de audio, como MP2 y MP3, más correctamente llamados MPEG-1 Audio Layer 2 y MPEG-1 Audio Layer 3. También el formato conocido como AAC está especificado por ellos en el estándar MPEG-4 parte 3. Además existen otros como Vorbis, FLAC, AC3, WMA y Monkey’s Audio.

Cada formato tiene sus ventajas y limitaciones a la hora de codificar audio. Una característica relevante al usarlos para codificar un archivo de video digital es su capacidad de contener muchos canales como los casos de sonido estéreo, cuadrafónico, 5.1 o 7.1. Es responsabilidad del formato de audio almacenar todos los canales necesarios y es muy común que las películas que vienen en DVD traigan la opción de oírse en versión de 2 o de 5.1 canales. En ese caso hay 2 pistas de audio independientes en el disco cada una con varios canales (2 y 6).

Los formatos de audio son más conocidos porque se usan para codificar música y vemos muchos archivos que contienen sólo audio con nombres de archivo que terminan con ogg, mp3, wma o flac.

3. Los Subtítulos

Los subtítulos usualmente se manejan con un archivo de texto separado del video, pero la tendencia es incorporarlos como una pista más de la película aunque no codificados en el propio video. Es responsabilidad del reproductor incorporar el subtítulo si se encuentra en un archivo separado del resto de la película.

4. Información de la Película

Para incorporar la información de la película tenemos que introducir un componente indispensable del video digital, el formato contenedor. Ejemplos de formatos contenedores son el archiconocido AVI y también MP4 (MPEG-4 pate 14), Matroska, OGG y OGM entre otros. (Ver la diferencia entre OGM o OGG).

Al formato contenedor no le interesa saber qué es lo que contiene, su rol es el de integrar los llamados flujos de audio y video, aunque también podrían ser flujos de texto como para contener subtítulos. El contenedor provee la sincronización entre los diferentes flujos y puede permitir introducir información descriptiva de la película como su título, año, etc.

Diferentes formatos contenedores tienen distintas capacidades y limitaciones que van de la mano con las necesidades para las que fueron diseñados.  Algunos no permiten más que un flujo de audio, otros no admiten flujos de texto y algunos son más eficientes para la sincronización de audio y video o para las búsquedas dentro del archivo que otros.. El formato contenedor ocupa espacio en el archivo (llamado overhead) y es otra característica a tener en cuenta a la hora de elegir.

En general se puede usar cualquier formato contenedor con cualquier formato de video y cualquier formato de audio, aunque diversos factores hacen que algunas combinaciones sean más populares que otras. Por ejemplo por razones de patentes, el formato OGG no es ni recomendado ni está soportado para contener codecs que no sean soportados por la misma fundación que lo definió.

La mayoría de las películas bajadas de Internet están en formato AVI con video Xvid o Divx y sonido en MP3. Los recitales suelen preservar el sonido el formato AC3 que es el que viene en el DVD original y requieren un formato contenedor que admita ese tipo de flujo de audio. Las películas de alta definición se suelen codificar con video usando el codec x264 (MPEG4 parte 10) y el sonido en AAC (MPEG-4 parte 3) y se almacenen en AVI o Matroska que es un formato más moderno y con más capacidades. El soporte de DivX en contenedor AVI en varios reproductores de DVD hace que muchos prefieran ese formato, pero la flexibilidad de la computadora permite que se encuentren películas también en el formato contenedor OGM y MP4 (a veces el archivo tiene extensión m4v).

El programa de codificación de video HandBrake permite crear películas en contenedor MP4 o Matroska y para video soporta MPEG4 parte 2 (implementación de FFmpeg), MPEG4 parte 10 (x264) y Theora. Para audio soporta AAC, MP3, Vorbis y AC3.

La fortaleza del formato contenedor está en su capacidad de adaptarse a las necesidades del momento. Se valora que admita varios flujos de audio, por ejemplo varios idiomas o un flujo estéreo y otro 5.1 sin imponer restricciones en la cantidad de canales de esos flujos. También poder incorporarle muchos flujos de subtítulos (para varios idiomas) y que tenga buenas capacidades de sincronización entre los flujos para permitir avance y retroceso precisos.

Conclusión

Cuando vemos una película en la computadora no tenemos en mente la cantidad de cosas que deben contemplarse para lograr crear un archivo de video y la cantidad de decisiones de tamaño, formato y calidad que han sido tomadas por nosotros por quien lo codificó. Por qué eligió AVI y no Matroska, qué lo motivó a usar MP3 para el audio en lugar de AC3. Y dentro de cada formato cómo seleccionó el nivel de calidad/compresión para cada flujo o la cantidad de canales de audio.

La mayoría de esas decisiones se basan en la disponibilidad de herramientas, preferencia personal o apuntar a que la película se pueda reproducir en un determinado dispositivo como un reproductor de DVD o un reproductor de video portátil.

HandBrake: Codificador de Video Libre y Multiplataforma

HandBrake. Click para ver en tamaño original.

HandBrake es un codificador de video libre (GPL) y multiplataforma (Windows, Linux y Mac). Para instalarlo en Ubuntu 9.10 Karmik Koala basta con agregar a los repositorios este ppa:

ppa:handbrake-ubuntu/ppa

Para el que no sepa qué es eso va una breve explicación:

– ir al menú Sistema, submenú Administración, opción “Orígenes del software

 

– hecho eso, en la paleta “Software de terceros” seleccionados “Añadir” y copiamos y pegamos la línea:

ppa:handbrake-ubuntu/ppa

Con esta herramienta se pueden codificar videos en formato Theora (llamado erróneamente VP3, ya que VP3 es un subconjunto de Theora) con audio Vorbis en un contenedor Matroska (MKV) por ejemplo a partir de un DVD o casi cualquier formato de video. Tiene soporte para cambiar el tamaño y recortar el video, hacer codificación en dos pasadas y soporta manipular los subtítulos. También soporta otros formatos de video y audio como H.264 y MPEG-4, MP3 y AAC.

HandBrake es ideal para hacer copias de respaldo de DVD y poder verlos en otros dispositivos como teléfonos, reproductores portátiles y netbooks sin unidad lectora. Se pueden guardar las preferencias como perfiles y ya trae algunos para dispositivos de Apple como el iPhone o el iPod. Voy a investigar si puedo armar un video que se pueda ver en un teléfono Nokia.