El Rol de la Prensa


Mientras algunos están interesados en confundir todo lo posible acerca del papel del periodismo en la sociedad, la realidad nos muestra cuál es ese rol con hechos. Ni expresiones de deseo ni opiniones.

Esta es la historia de un gobierno democrático, elegido en 2005 por el voto del pueblo en elecciones limpias. El gobierno municipal de la ciudad de Bell, en Los Angeles, California, EE.UU.

Básicamente al llegar al poder, los miembros del consejo deliberante se dedicaron a enriquecerse asignándose salarios de alrededor de un millón y medio de dólares anuales (Obama como presidente de todo el país gana 400.000). Para compensar los gastos aumentaron los impuestos y las tasas municipales todo lo que legalmente pudieron. En las referencias que publico al final de este texto está el artículo en la Wikipedia donde se detallan todos los delitos que hicieron estos chantas y que se fueron descubriendo cuanto más se investigó.

Se trata de una ciudad de 36.000 habitantes, en su mayoría pobres, algunos inmigrantes sin papeles y que de repente pagaban por sus casas más que lo que se pagaba en lugares como Beverly Hills.

Lo interesante es que esto sucedía a espaldas de la gente, nadie en esa ciudad sabía lo que ganaban sus gobernantes. Algunos iban a protestar por los impuestos altos, pero nunca recibían respuesta y no tenían mucho poder para cambiar las cosas. Nadie de adentro del consejo denunciaba porque estaban todos metidos en la “joda”.

La prensa local se dedicaba a cubrir las noticias “oficiales”, básicamente publicaban las gacetillas de prensa o llamaban por teléfono luego de las asambleas y preguntaban que se había decidido. No investigaban.

Algunos ciudadanos que sabían lo que pasaba, pero no estaban en la joda tampoco denunciaban por miedo a perder el trabajo o porque recibían ayuda en forma de planes sociales.

Todo eso empezó a cambiar cuando el diario Los Angeles Times descubrió lo que pasaba y pidió los registros públicos al consejo. Los corruptos funcionarios se negaron a darlos, pero allá existe una ley de acceso a la información (algo que no existe en todos lados). Gracias a esa ley, el diario obtuvo las pruebas de que estos funcionarios y sus allegados se estaban enriqueciendo a costa del dinero de los contribuyentes. La “joda” se terminó en 2010. El diario ganó el premio Pulitzer por su investigación y los funcionarios tuvieron que renunciar y fueron a la cárcel.

Ese es el rol del periodismo: investigar al gobierno y denunciar sus abusos por el bien del pueblo.

Se necesitan medios de comunicación fuertes con respaldo económico y capacidad de llegar a mucha gente. Un blog local había denunciado el tema, pero no fue sino hasta que un LA Times lo puso en la tapa que sobrevinieron las investigaciones judiciales, las renuncias y la cárcel.

Referencias:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s